sábado, 2 de abril de 2011

UÑA DE GATO



La uña de gato es una enredadera tropical perenne que crece entre los arboles de la selva amazónica. Se ha demostrado en estudios científicos que la uña de gato sirve para normalizar algunas funciones del sistema inmune.

Los nativos peruanos usaban tradicionalmente la uña de gato para tratar enfermedades inflamatorias como la artritis, para limpiar el tracto digestivo y para el cáncer. También se ha utilizado por siglos para tratar la disentería, para normalizar el sistema hormonal femenino y para ayudar a las mujeres a recuperarse de un parto difícil.

Estimulante del sistema inmune

Las propiedades de la uña de gato son estimulantes sobre el sistema inmune la transforman en un remedio natural efectivo para algunos herpes específicos de tipo simple, que pueden aparecer en la zona bucal y genital. Además ha sido objeto de numerosos estudios científicos y se sigue investigando para conocer las posibles aplicaciones de la uña de gato para el tratamiento del virus del SIDA y del cáncer.


Antinflamatoria

Gracias a su poder desinflamatoria, la uña de gato sirve para tratar el asma y para reducir todo tipo de inflamaciones internas. Es de gran ayuda para la cicatrización de heridas ya que regula la coagulación de la sangre.

Otros beneficios que la uña de gato puede traernos para la salud tienen que ver con enfermedades de los huesos como la artritis y el reuma. Fortalece el sistema óseo y sirve para aliviar los dolores en las articulaciones y en los huesos.

Desintoxicante

La uña de gato es buena para desintoxicar los riñones de las toxinas ambientales que penetran en nuestro organismo a diario y puede ser de ayuda en problemas como fatiga crónica, depresión orgánica y acné.

También es un excelente tónico estomacal para evitar enfermedades y todo tipo de problemas estomacales tales como cirrosis, gonorrea, diarrea, colitis y gastritis.

Es una parra que crece en Perú. La planta se llama así por los pares de espinas grandes, encorvadas que crecen a lo largo de la parra. Su nombre científico es Uncaria tomentosa. Se usan tradicionalmente el ladrido interno y la raíz de la parra para hacer un té. A una parra similar, el Uncaria quaianensis le falta un compuesto potencialmente importante. Una variedad china, el Uncaria rhyncophylla tiene muchos compuestos similares.
Se encontró por fin un remedio contra el cáncer? Efectivamente se había comprobado en distintos casos, de que la Uña de Gato tiene la capacidad curativa en casos graves de cáncer. Investigaciones científicas en universidades de Europa y de los EEUU lograron confirmar las cualidades preventativas y curativas de esa planta abundante de la Selva Peruana en casos de cáncer y leucemia, cuyo nombre viene del aspecto espinoso de sus hojas. Efectivamente la raíz y la corteza de esta planta silvestre ya eran conocidas por algunas tribus de indígenas quienes la usaron con mucha frecuencia en sus curaciones.Los Campas, Ashaninkas y Amuechas someten la corteza a una cocción con agua, que después se puede tomar tanto frío como caliente. Los componentes de la corteza o de la raíz de Uña de Gato son altamente efectivos en la estimulación de la autodefensa del organismo humano, son anti-inflamatorios y en dosis mayor también anticonceptivos.
Igualmente en casos de SIDA (Aids, HIV) se han descubierto efectos curativos por el consumo de Uña de Gato. Estudios recientes han indicado cualidades simulares con la hoja de la Uña de Gato.

Uña de Gato, Cat's Claw o Krallendorn hoy en día se aprecia en todo el mundo debido a sus cualidades anti-inflamatorias, curativas y preventativas por la complejidad de los componentes de esta planta silvestre.
Las investigaciones, que comenzaron poco después de su 'descubrimiento' en los años 70, continúan con empeño y se encuentra con facilidad amplia información sobre esta planta selvática nativa que dio al mundo una esperanza en el combate de unos de los males más importantes de nuestros tiempos:
el cáncer y los tumores.

Los indígenas de la selva peruana, sobre todo la tribu de Ashaninka, han usado la uña de gato por siglos como una medicina. No atrajo la atención de investigadores hasta los años setenta.

La uña de gato contiene químicos llamados alcaloides oxindoles. Un investigador llamado Klaus Keplinger patentó algunos de éstos basados en la evidencia de su efecto sobre la función inmune. Sin embargo, una patente no es la misma cosa que una aprobación por la Administración de Comidas y Drogas (United States - Food & Drugs Administation). Keplinger ha usado la uña de gato para tratar a algunas personas con herpes o VIH.

Otros estudios mostraron que la uña de gato también contiene varios tipos de alcaloides que afectan el sistema nervioso central. Estos alcaloides podrían actuar contra los alcaloides que afectan el sistema inmune. Se necesita más investigación.

¿CUALES SON LOS BENEFICIOS DE LA UÑA DE GATO?
Los nativos peruanos usan la uña de gato para tratar las enfermedades inflamatorias como la artritis, para limpiar el tracto digestivo y para tratar el cáncer. También se ha usado para tratar la disentería, la recuperación del parto, y los desequilibrios de la hormona de mujeres.

En los estudios del laboratorio, la uña de gato normaliza algunas funciones del sistema inmune. También parece ayudar a reducir la coagulación de sangre. No sabemos si éstos resultados del laboratorio se produjeran en estudios humanos.

Ha habido algunos estudios humanos pequeños incluso en personas con SIDA. Los resultados quedaron inconclusos. En un estudio, la uña de gato aceleró la curación de las personas con el virus de herpes simplex (que causa heridas bocales o herpes genitales) y con el virus de herpes zoster. Una compañía que hace una versión purificada de la uña de gato hizo este estudio. Ningún investigador independiente ha confirmado resultados similares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada